Colectomia

La colectomía es una intervención quirúrgica que consiste en la extirpación o resección total o parcial del intestino grueso (colon).

La resección intestinal está indicada en casos de cáncer, diverticulitis, obstrucción del intestino, colitis ulcerosa, heridas traumáticas o pólipos.

La cirugía se realiza con anestesia general y puede ser abierta o mínimamente invasiva mediante una laparoscopia.

La operación consiste en hacer una incisión en el abdomen y extirpar la parte enferma del colón. Después, el cirujano sutura los dos extremos sanos del intestino y cierra el corte.

Si tras la extirpación el intestino no puede seguir con su función digestiva, es posible que el especialista deba sacar un extremo del colon a través a la pared abdominal e unirlo a ella. Esta técnica se conoce como colostomía. Además, se fijará en la piel una bolsa de drenaje donde se depositarán las heces, un dispositivo puede ser permanente o temporal.

La recuperación completa de esta cirugía puede alcanzarse pasados dos meses