Tiroides

GLÁNDULA TIROIDEA

HIPERTIROIDISMO

GLÁNDULA TIROIDEA

La cirugía tiroidea incluye la extirpación de nódulos o la extirpación parcial o total de la glándula de la tiroides.

La operación de tiroides se realiza respondiendo a diferentes causas: por la realización de biopsias cuando se trata de evaluar nódulos tiroideos; por la presión de los nódulos o bocios en estructuras adyacentes que dificultan y causan molestias en la deglución y respiración; por cáncer tiroideo; o por la posibilidad de que la glándula o el nódulo o el bocio lleguen a ser cancerosos.

En la cirugía de tiroides se recomienda una extirpación total de la glándula en los casos en que los nódulos benignos y bocios estén haciéndose grandes o estén causando molestias, mientras que la extirpación parcial se realiza en el caso de la presencia de nódulos unilaterales o hiperactivos.

Para casos de cáncer papilar o folicular se recomienda una extirpación total que puede llegar incluso a los ganglios linfáticos en caso de tumores grandes. Asimismo, para algunos casos, en la actualidad los avances médicos permiten realizar esta operación mediante cirugía por laparoscopia.

HIPERTIROIDISMO

El hipertiroidismo es un trastorno del metabolismo en el que las glándulas tiroideas excretan hormonas en exceso.

Los síntomasmás frecuentes del hipertiroidismo son un aumento global del metabolismo, aumento de la frecuencia cardiaca, arritmias, insomnio, irritabilidad, nerviosismo, intolerancia al calor, pérdida de peso, temblores, taquicardias y, a veces, una protrusión de los globos oculares.

Por otro lado, el hipotiroidismo es la disminución de la producción de las hormonas de la tiroides que,  dependiendo del momento en que se produzca, puede afectar en mayor o menor medida al desarrollo de órganos vitales.

El hipotiroidismo primario idiopático se produce debido a anticuerpos contra la tiroides, o por otros trastornos de causa autoinmune (hipotiroidismo autoinmune).

El hipotiroidismo presenta síntomas de cansancio muscular, sensación de ahogo o dolor en la zona tiróidea, pérdida de cabello, piel áspera y seca y deterioro progresivo de la actividad intelectual.

Debido a la diferencia entre el hipertiroidismo y el hipotiroidismo el tratamiento farmacológico será también distinto y adaptado a cada paciente.